in ,

Alo PDI? All Time Low armó una fiesta!; Review de All Time Low en Chile

A una semana de su debut en nuestro país a continuación pasamos a revisar y revivir lo que fue el encuentro de los estadounidenses de All Time Low con su fanaticada chilena.

Si bien esta es la primera vez que la banda viene a Chile, esta no es la primera vez que la agrupación oriunda de Baltimore, Maryland pasa por Sudamérica. En el 2011 los cuatro chicos de All Time Low se presentaron solo en Brasil, quedando en deuda con sus seguidores que en el mismo año los consagraron como una de las bandas más pedidas en el muro de Bizarro Chile.

No hay plazo ni deuda que no se cumpla, son aproximadamente las 8pm y nos dirigimos hacia el Teatro Caupolican. En el camino vamos reviviendo y comentando la entrevista que el día anterior habíamos tenido con la banda. No voy a mentir, All Time Low está lejos de ser una de mis bandas favoritas, por lo que mis prejuicios musicales con respecto a su trabajo iban a ser puestos a prueba dentro de pocos minutos, ¿mantendría mi percepción y opinión sobre el conjunto? o ¿saldré del Caupolican con las hormonas revolucionadas gritando “JACK ME MIRÓ!”?.

Llegamos a las puertas del recinto y entramos con cierto desánimo al darnos cuenta que a lo lejos sonaba una de las bandas teloneras. Se trataba de Los Drogatones y nos estábamos perdiendo su show. Rápidamente nos adentramos en el foso para disfrutar de su presentación y de paso tomar algunas fotografías. Lo primero que noto son los infaltables y desagradables fanáticos ciegos que no son capaces de apoyar a las bandas de su propio país. Dedos poco amigables en el aire y gritos como “Pagué treinta lucas pa’ ver a All Time Low, no a ustedes gueones fomes” se hicieron presentes, pero que no lograron contaminar los ánimos del resto de los asistentes que finalmente aplaudieron a los locales.

Termina el show de la última banda telonera y una de las asistentes me grita “oye! vayanse po no me dejan ver” y pienso que debe ser horrible para ella que mi presencia no le permita apreciar la marca de zapatillas de su ídolo, como sea, me sobrepongo a la culpa y comienzo a prepararme mentalmente para los gritos desgarradores de los cientos de personas detrás de mi y los sostenes que pronto volarán por encima de mi cabeza.

Las luces se apagan, suenan las sirenas que indican que la espera llegó a su fin. La banda se toma su tiempo para salir, los gritos desgarradores superan con creces mi preparación mental y justo cuando empiezo a considerar volarme los sesos, aparece Jack Barakat seguido por Zack Merrick, Rian Dawson y finalmente su frontman Alex Gaskarth quien con su aparición termina de destrozar mis tímpanos.

El show comienza con Time Bomb, un single enérgico, equipado con un potente intro y coros pegajosos que permiten establecer una conexión con el público de manera inmediata. Este es sin duda alguna el track perfecto para comenzar su show y así lo demuestran los fanáticos quienes corearon a todo pulmón cada uno los “wooh-ooh” y me anticipan cómo será el ambiente durante el resto de mi estadía.
Termina la primera canción y no puedo evitar sorprenderme con la energía y compromiso desplegado por los seguidores de la banda. Y es que a pesar de haber menos gente de la que yo esperaba y de la cancha estar a la mitad de su capacidad, el público gritaba y saltaba más que una horda de metaleros trve detcor viendo a sus dioses rudos. En ese momento me pregunto si estos cuatro chicos serán capaces de replicar este comportamiento a lo largo del show…

La siguiente canción en el setlist no se hace esperar, Forget About It es la encargada de mantener los ánimos encendidos y reafirmar la conexión con el público. Se escuchan los primeros riffs y no hay un alma en cancha que no se encuentre de pie saltando. El microfono de Jack y el escenario se llenan de sostenes quinceañeros con mensajes para la banda, son tantos que empiezo a pensar que en cualquier momento puede llegar la PDI y el show se queda sin un guitarrista.

Damned If I Do Ya (Damned If I Don’t) del disco Nothing Personal se hace presente y podemos ver una banda que no viene solo a cumplir con un acuerdo y a justificar la paga, si no que cuatro chicos que vienen a este lado del mundo a agradecer a sus fans por el apoyo y el cariño entregado de la mejor manera que pueden hacerlo, con un show que recordarán por siempre. En el escenario podemos apreciar que el público no es el único que lo está pasando bien, el entusiasmo de los asistentes se ve reflejado en Alex y Jack quienes usan cualquier instancia posible para interactuar con la gente; Jack se sienta al borde del escenario y Alex le pone nota al público con un “you guys sounds fucking amazing!”.

Aún sorprendido me preparo para abandonar el foso, mientras voy saliendo puedo ver parte de mis prejuicios esparcidos por el sector de prensa y siendo pisoteados por lo guardias. En mi camino logro divisar nuevamente a la chica que antes me exigía que saliese de ahí y me nacen las ganas de pedirle disculpas por taparle las cañuelas a Alex, pero sigo caminando por temor a que el guardia que está detrás de mi me coma.

Ya en el sector de cancha y más tranquilo me dispongo a disfrutar del show. El frontman y el guitarrista de la banda se toman unos momentos para conversar y elogiar a los presentes; “¡Esto es increíble!, es nuestra primera vez en Chile!, gracias por tenernos aquí con ustedes, es nuestra primera vez…somos virgenes!. Gracias por hacernos el amor a la chilena esta noche […] antes de entrar al show nos masturbamos tres veces” a lo que todos respondieron al unísono con el clásico e infaltable Mijito rico ♪. La banda logra sortear la barrera del idioma de manera magistral y hasta emiten agradecimientos en español.

Luego del pequeño break musical la banda se pasea por su discografía interpretando un oldie, se trata de Coffee Shop Soundtrack del [EP] Put Up or Shut Up lanzado en el 2006. La reacción de las personas a mi lado me motivan a registrar en vídeo esta experiencia. La euforia parece decaer por unos momentos, la gente se calma para agarrar un segundo aire y dar paso a los camarografos que quieren llevarse un recuerdo grabado al igual que yo. Todo esto se interrumpe cuando Alex dice “Hands up, let’s go!” y de manera instantánea un mar de manos agitándose hace caso a la orden del vocalista.

Uno de los temas mas pegajosos de la noche entra en escena, I Feel Like Dancin’ pone a bailar a todo el Teatro Caupolican. A estas alturas por suerte los sostenes ya dejaron de caer y se agradece, ya que al pedestal del micrófono le comenzaban a salir varices ante tal iniciativa. La banda continua con su set y Six Feet Under The Stars se abre paso para ser coreada de principio a fin. Inocentemente Alex Gaskarth le pide al público que abran un “Circle Pit”, pedido que no es recibido por los asistentes y es que las quinceañeras que escuchan este tipo de bandas al parecer no tienen idea que era eso…Pobre Alex.

Heroes, uno de los temas más movidos del setlist y con leves aires de Pop Punk aparece para volver a prender los ánimos. A los dos minutos de haber comenzado la canción ocurre algo agradable e inesperado, el ritmo cambia y se hace presente una especie de break que invita a los asistentes a bajar los brazos, dejar de saltar y comenzar a cabecear. Varios personajes a mi alrededor entienden el mensaje y casi a modo de coreografía llegan los headbangs que hasta ese instante no había visto por ninguna parte. Por un momento me siento ligeramente en mi elemento y justo cuando comienzo a disfrutar la canción…vuelve el Happy Punk que caracterizó al tema en los primeros dos minutos.

El show continúa y es el turno de Stella, Popping Champagne y Guts. Tres canciones que demostraron que la banda es capaz de mantener la conexión con su gente y que no tenían intención de bajar las revoluciones. Al no conocer las canciones me pierdo y olvido en que tema vamos, me acerco a dos chicas y les pregunto que tema acababa de sonar. Luego de responderme me pide que le muestre el setlist y le es imposible ocultar su felicidad al ver que aun queda mucho show por delante.

Lost In Stereo es anunciado por el frontman y los gritos del público no se hacen esperar. Es claro que este track es uno de los favoritos de la audiencia y es coreado en su totalidad. Si en algun momento el show había perdido energía, con la llegada de este tema todos volvieron a saltar como pudimos apreciar al inicio del evento.

El encore llega y la gente nota el quiebre, próximo tema es sin duda uno de los más esperados de la noche, se trata de Remembering Sunday. El primer acústico de la velada y es con esta canción con la cual la alegría y euforia pasan a ser emoción y lágrimas. Todos los gritos se convierten en coros melódicos que a ratos sobrepasan el volumen de voz de Alex. El nivel de emoción vivido en ese momento me recordó cuando A Day To Remember tocó “If It Means A Lot To You” en nuestro país el año pasado. Si alguien había logrado contener sus lagrimas, Therapy, que no estaba incluido en el setlist originalmente, se encargó de terminar el trabajo.

Sin problemas All Time Low se las arregla para volver a jugar con las emociones del público. El tema escogido para sacar a toda la gente del trance emotivo es Do You Want Me (Dead?) que obliga a todos a saltar y dejar las lágrimas de lado.

Vuelvo a revisar el setlist y me doy cuenta que el show se acerca a su fin, solo quedan dos canciones por delante para que la banda deje el escenario. Como dije más arriba, All Time Low jamas ha sido una de mis bandas favoritas, ni siquiera los había escuchado hasta dos semanas antes del show, pero por culpa gracias a HxC Life conocí a estas últimas dos canciones. Llegaba el momento en que podría poner a prueba la calidad vocal y de interpretación que había podido ver en vídeos de youtube.

El primero en ser puesto a prueba es Weightless, uno de los singles más conocidos de la banda y más gozadores. Suenan las primeras notas y nuevamente la voz de su vocalista se pierde ante el entusiasmo de todos al cantar la linea Manage me, I’m a mess. Turn a page, I’m a book, half unread ♪. Es claro que la banda dejó lo “mejor” para el final y todos parecen estar de acuerdo. Los juegos sobre el escenario alegran a todos los presentes y es que ver a Jack hacer coros en los brazos de Zack es bastante simpático por decirlo así. A pesar de ya haber tocado trece canciones anteriormente, ni los asistentes ni la banda parece haber perdido algo de energía. Seguimos viendo un All Time Low dejándolo todo en el escenario, una banda que disfruta lo que hace y se agradece el ver que una agrupación no solo está tocando frente a ti por compromiso.

Por fin llega el turno de la canción que estaba esperando y que por diversión me aprendí en guitarra días antes del show. Con Dear Maria, Count Me In se despide la banda, sin antes elogiar una vez mas a un público que gritó, saltó, lloró y coreó cada canción que les pusieron en frente. “You guys fucking rule!” y un par de “Están listos”? preparan el camino para los cuatro minutos finales que se vienen.

I got your picture, I’m coming with you bastan para que deje de lado mi rol de prensa y me vuelva un espectador más. Ir a un show y no poder cantar ninguna canción es horrible, por lo que de manera casi liberadora me uno a todos en cuanto llega el primer coro. Las personas a mi alrededor saben que estos son los últimos momentos del show y cantan con todas las fuerzas que les quedan. Los que han visto presentaciones en vivo de All Time Low saben que en esta canción las guitarras vuelan para dar paso a que Jack en un acto de desapego a la vida se lance a cancha para compartir con la gente.

Entre guitarras voladoras, un integrante que se lanza hacia el público, llantos, alegrías y con bastante agrado me doy cuenta que el cuarteto que tengo enfrente es capaz de reproducir en vivo todo lo que ofrecen en sus discos y DVDs. Su vocalista interpreta de manera impecable y sin fallas vocales todo el setlist programado. Una vez más me toca tragarme mis prejuicios musicales y puedo alabar el excelente show que All Time Low le entregó a sus fans ese 18 de mayo.

En la entrevista que tuvimos con ellos un día antes del show su baterista dijo “Si en la tercera canción no hay sostenes, este show apesta” por lo que mi calificación personal para el concierto y toda la experiencia vivida es de 8/10 sostenes.

Fotos | Videos | Entrevista | Entrevista Telefonica | Review por @Icantell.

Written by ICANTΞLL

Admin de HxC Life. Pseudo guitarrista, pseudo diseñador, pseudo desarrollador de medios y ex skater. Puedes encontrarme en:

One Ping

  1. Pingback:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Loading…

Comentarios

Mira el Artwork y Tracklist del nuevo EP de Sleeping With Sirens

War Paint, nuevo tema de Senses Fail.