Review: Comeback Kid – Die Knowing (2014)

Desde la salida de Scott Wade, tras el exitoso disco ‘Wake The Dead’ de 2005, los Canadienses Comeback Kid decidieron dar un paso al costado y alejarse de su zona de comodidad, con el fin de experimentar sonoridades un tanto más melódicas que encajarían de mejor manera con el nuevo estilo vocal que aportaría Andrew Neufeld. Este cambio de paradigmas se convertiría en un arma de doble filo, pues además de ganar nuevos adeptos, también fueron criticados por los fans vieja escuela, acusándolos de venderse y de haber matado la esencia original de la banda.

Tras casi 10 años del hito que marcaría el cambio de vocalista, Comeback Kid nos presenta su quinto álbum de estudio: ‘Die Knowing’, promete re encantar a más de algún viejo seguidor de la agrupación, una vuelta al sonido de naturaleza más Hardcore Punk que nos entregaron en la época pre Broadcasting, eso sí, sin desatender el lado melódico con el cual vienen flirteando en el último tiempo.

ComebackKid-BandLarge

Con guitarras muteadas en Fade In comienza el riff del tema que da nombre al disco, ‘Die Knowing’. Este irá aumentado su intensidad gradualmente a medida que se incorporan los demás instrumentos, lo que servirá como un perfecto aperitivo para lo que nos tienen preparado. Con apenas un par de segundos para digerir la entrada, ‘Lower The Line’ nos golpea sin previo aviso, arrasando con todo a su paso, junto a ‘Wasted Arrows’ y ‘Losing Slip’ nos obligarán a mantener la guardia, imaginando lo increíblemente apropiado que sería Moshear durante estos primeros minutos del disco. Es justamente durante los temas nombrados anteriormente donde la banda saca a relucir lo mejor de sus influencias Hardcore Punk, logrando que inevitablemente nos transportemos a los días del ‘Turn It Around’.

A esta altura de la carrera Comeback Kid tiene la experiencia necesaria para conocer sus puntos fuertes, lo que es aprovechado al máximo en este disco, entregándonos algunos de los Riffs más pesados y efectivos a la fecha, haciendo innecesario que alguno de los temas dure más de 3 minutos para lograr su objetivo.

Should Know Better’ interviene como una de las canciones más dinámicas de ‘Die Knowing’, con Riffs y coros pegadizos, además de una sonoridad con aires a ‘Wake The Dead’, esto lo convierte en una perfecta carta de presentación hacia nuevos oídos y un perfecto single para describir las ambiciones del disco. Continuando con la senda Hardcore Punk nos encontramos con ‘I Depend, I Control’ y ‘Somewhere In This Miserable…’ las que destacan por la ya citada influencia vieja escuela y por sus Breakdowns finales. Mención aparte merece ‘Beyond’, el tema más rápido y con los coros más pegadizos y recordables del disco, pieza que sin duda será infaltable en los sets en vivo.

 

El tramo final de ‘Die Knowing’ cuenta con una leve baja en las revoluciones, no así en la calidad musical, podemos escuchar el lado más melódico y accesible de la banda, similar a lo que con anterioridad pudimos presenciar en su disco ‘Symptoms + Cures’. Con una notoria disminución del tempo en relación a lo previo, y utilizando como motor la esencia del Modern Hardcore, ‘Unconditional’ junto a su sucesor ‘Didn’t Even Mind’ se vuelven los pasajes más melódicos del disco, cuyo trabajo vocal evoca por momentos a lo logrado en los temas más livianos de A Wilhelm Scream.

 

La sorpresa principal del disco la encontraremos en la breve pero explosiva ‘Full Swing’, la cual cuenta con la participación de Scott Wade, vocalista original de Comeback Kid, quien el año recién pasado se reunió con los demás integrantes de la banda para conmemorar los 10 años del disco  ‘Turn It Around’, por lo que no sería extraño notar cierta influencia de los primeros años de la agrupación en las afiladas guitarras que comandan el tema. Con una Intro con tintes un tanto Pop Punk, la cual es interrumpida con el inconfundible estilo vocal de Neufeld, ‘Sink In’ es la canción encargada de cerrar el disco, canción que sobresale por lo blando de su sonido, lo cual sea tal vez el punto más bajo de Die Knowing, el cual lamentablemente debido a su corta duración deja con ganas de más y más.

Bajo la premisa de recrear de la mejor manera posible sus shows en vivo, los liderados por Neufeld, nos entregaron un trabajo enérgico y sin pausas que en poco más de media hora dejará claro que hay Comeback Kid para rato.

Written by Inerciatic

Counterpartsliever, mi mejor amigo es mi gato @Inerciatic

Comentarios