Spencer Smith deja oficialmente Panic! At The Disco

Panic at the disco

Spencer Smith, baterista de Panic! At The Disco, quien recordamos desde el 2013 que ha estado ausente en la banda para rehabilitarse de su adicción de drogas, ha anunciado que ha decidido dejar la agrupación. A través de un extenso comunicado, el músico explica las razones de su decisión y cuenta como sus compañeros de banda lo apoyaron durante sus momentos difíciles, y como lo alentaron para buscar la ayuda que necesitaba.

El comunicado lo pueden revisar a continuación:

Para nuestros fans…Después de 10 años de ser parte de esta increíble aventura, me entristece decir que ya no formaré parte de Panic. Esta no fue una decisión fácil de tomar para mi, pero luego de pensarlo mucho, se volvió claro para mi que esto es lo correcto para mi y la banda. Amo a esta banda con todo mi corazón, y el poder verla crecer de ser solo 4 niños tocando en el garage de mis padres a lo que es ahora ha sido increíble. Amé todo. Pero llegado a cierto punto, me di cuenta que no podía estar ahí para la banda de la manera que quería, y más importante, de la manera en que ellos me necesitaban.

Me considero extremadamente afortunado por haber estado rodeado por estas personas durante todos estos años. Realmente son mis mejores amigos. Hace algunos años atrás, cuando mi adicción se volvió severa y no podía controlarla, ellos fácilmente pudieron haberme echado de la banda, y seguir adelante sin mirar atrás, pero no lo hicieron. En vez de eso, me motivaron para buscar ayuda, y me dieron el tiempo que necesitaba para poner mi vida en orden nuevamente. Me ayudaron a superar esos tiempos difíciles, y ahora, con dos años de estar sin medicación prescrita, y trabajando para lograr un año sin alcohol, no puedo hacer más que agradecer por todo lo que han hecho. Son cosas como esas las que siempre hicieron que esta banda se sintiese más como una familia para mi. Cuando estábamos juntos en el estudio o sobre el escenario yo no estaba con compañeros de trabajo, me sentía en casa con mis hermanos.

Mirando hacía atrás durante la última década, aun tengo que pellizcarme para poder creer que todo fue verdad. Aun recuerdo esperar todo el día para salir del colegio para que pudiésemos escribir canciones, y grabar demos con baterías electrónicas y teclados de 30 dólares. Recuerdo estar tan nervioso cuando Pete vino a la ciudad para vernos tocar las únicas 3 canciones que teníamos, y luego llevarnos a Del Taco donde nos dio una bien merecida cena (como cualquier respetable encargado de reclutar nuevas bandas lo haría).

Recuerdo estar viajando toda la noche por el país en nuestra Van en nuestro primer tour. Voy a extrañar todo eso. El estar despierto toda la noche escribiendo canciones, y grabarlas una y otra vez hasta que mis manos sangraran. El tomar vuelos para llegar a una sesión de fotos o grabación de un video, y estar tan delirantes en el set que pensábamos que jamás pararíamos de reírnos. El explicarle a nuestro manager que yo quería tocar sobre un carrusel de 10 pies de alto y tener a un tigre enjaulado en el escenario, y parecer sorprendido cuando eso no le parecía “completamente responsable” a nadie. Extrañaré las buenas entrevistas, las malas entrevistas, y la entrevista en Alemania cuando se nos preguntó “Su nuevo álbum no parece ser tan bueno como el anterior…¿Por qué?”. O cuando estábamos en un sector rural en China, donde estoy casi seguro que nos dieron de comer caballo, pero lo comimos de todas formas para no ofender a la señora que pasó todo el día cocinando para nosotros, y para que sepan, estuvo bastante bueno.

O aquella vez que quedamos atrapados en el aeropuerto ruso por 20 horas, y la única cosa que nos mantuvo cuerdos eran las fotos y videos graciosos de ánimo que ustedes nos enviaban. Todos esos momentos que me hicieron querer decir “He tenido suficiente, esto es muy loco, renuncio!” esos son mis recuerdos favoritos en estos momentos. Pero lo que más recordaré y mantendré conmigo es el ir de ciudad en ciudad y encontrar que más y más de ustedes se habían aprendido las letras de todas nuestras canciones, o que habían hecho poleras de nuestras caras con sus propias manos, o cuando nos hacían galletas con las recetas secretas de sus abuelas, y ponían un cabello en cada una (bueno, eso fue un poco espeluznante…pero delicioso).

Para mi, eso es lo que lo hizo tan difícil de creer. Sí, el poder viajar al rededor del mundo con mis amigos fueron sin duda algunos de los mejores recuerdos de mi vida, pero era lo que sucedía durante esa hora y media sobre el escenario lo que era realmente mágico. Y nada de eso sería posible sin ustedes. Haya sido enfrente de 15 personas en una iglesia o enfrente de 15,000 personas en algún lugar de Inglaterra. Lo que creamos, nosotros cuatro en el escenario, y ustedes como público, eso fue algo especial. Fue en esas noches que me dije a mi mismo “si pudiese estar cualquier parte del mundo, con quien yo quisiera, sería aquí mismo con ustedes”.

Es lo que más extraño. Así que gracias. Realmente no puedo esperar para ver que es lo que le espera a Panic en el futuro, sea lo que sea, será genial. Desde lo más profundo de mi corazón, les agradezco por darme la vida que solo pude soñar hace solo 10 años atrás. – Spencer.

Written by @icantell

Admin de HxC Life y MusicSavesYourLife. Pseudo guitarrista, pseudo diseñador, pseudo blogger, pseudo ser humano y ex skater. Puedes encontrarme [putearme] en: facebook & twitter

Comentarios