Tour Blog de The Reaktion: Semana 8, Principio de Correspondencia

Untitled-1

Los chicos de The Reaktion emprendieron una extensa gira por Estados Unidos, viaje que los llevará por más de 60 ciudades del país del norte. A continuación dejamos el diario de tour que publicarán de manera semanal, narrando desde su perspectiva las diferentes situaciones vividas en su recorrido.



Tour Blog de The Reaktion: Semana 8, Principio de Correspondencia


Inicio de la segunda parte del tour junto a Otep y Downfall 2012 → Arizona, Texas

Entramos a Flagstaff, Arizona temprano. Habíamos dormido en una parada de camiones en la carretera, sin duchas, así que cuando despertamos nos fuimos al tiro a desayunar por ahí y seguimos el camino para llegar al local a bañarnos por presas al menos. De verdad me esperaba una ciudad más desértica, pero nos encontramos con un pueblo en la mitad de la montaña, rodeado de verde, y casi hecho para turistas, al estilo de Puerto Varas.

Llegamos al Orpheum y vino el reencuentro con los Downfall 2012 y Otep. Fueron un par de semanas nomas, pero al vernos de nuevo y considerar lo que se venía para los próximos días en adelante, nos salió lo sentimental y sacamos todo el “bro love” que llevábamos dentro. Mucho abrazo, mucho “te extrañé compadrito” y mucha talla de por medio. Yo de hecho lo veía venir, por lo corto de esta tirada, porque era la última parte del tour, y porque ya no estaban la Palo y la Lily: esto se convertiría en paseo de curso de tercero medio de colegio de hombres. Estaba en lo cierto. De aquí en adelante todos los saludos entre bandas se convirtieron en dedos del medio y patos yañez, los mensajes para ver si íbamos llegando en “donde están mis amorcitos, los extraño”, competencias de quien olía peor debajo del ala y empujones y patadas en la raja arriba del escenario cuando los Downfall se subían al final de The Lie That You Believe a tocar tambores y didgeridoo. (Disculpas públicas por las chuchadas y los detalles más vívidos que puedan venir en adelante, pero es para que se empapen un poco de lo que acontecía. Tolerancia, altura de miras y Punk Rock).

11855581_10153056585356027_1298907597_n

El show fue increíble, el público a toda raja y hasta me encontré con un amigo, el Gregory. Un compañero de colegio, que vivía en Flagstaff hace como 15 años. Se vino como a los 15, estuvo metido en la comunidad tatuadora de la ciudad y ahora tenía su propio negocio por lo que me contó. Yo de buena onda, pensando que llevaba tanto tiempo acá le empecé a hablar en inglés a lo que me responde “No loco, que raro se siente esa wea, hablemos en chileno nomas po”. Eso es ser true. Más encima nos compró una polera y me regaló la suya que es de La Noche de los Muertos Vivientes. Gregory: un crack, ¡gracias por todo compa! Más encima, para mejorar las cosas, vendimos caleta de merch. Ayudó que ahora teníamos un Ipad con nuestros videos andando y un audífono de los que nos regalaron de Audiotechnica en el endorsement. Alcanzó para bencina de 3 días, una noche de Motel 6 al final del Festival que se venía, y una ronda de 5 pitas con todos los vegetales para terminar la noche.

Viernes 17 de Julio, 7:30 de la tarde. Pinche coyote cabrón, hay que joder al güey. Llegamos a El Paso, Texas, la ciudad que sale en todas las películas de narcotráfico entre Mexico y Estados Unidos. La típica aduana donde el camión lleno de ilegales pasa al filo de una revisión de un policía gringo, o donde el gringo arrancando en auto tiene que pasar colado para evitar que lo sigan pillando los pacos. Según todos los involucrados en la gira, la ciudad donde más había que cuidarse de los policías. Si bien Colorado, Washington y varios estados estaban dando pasos enormes en las leyes de consumo y tenencia de marihuana, aquí al parecer solo se habían endurecido en su prohibición, porque todos nos decían: “boten o fumense todo antes de salir de El Paso. Una banda, chilenos, una van con colchoncitos y sacos al fondo y un trailer, OBVIO que los van a revisar enteros”. Por lo menos en la entrada nadie nos paró. De hecho pasamos a unos 200 metros de la aduana, pero nos desviamos y llegamos a nuestro destino como a 1 kilometro: El Texas Showdown Festival, el festival de tatuajes y música en vivo más grande de Estados Unidos, fundado por el tatuador local George De Niro Galindo (O “Jorge nomas”, como nos corregiría el mismo más tarde en una visita a nuestro merch booth).

11855414_10153056585306027_1619863513_n

Cuando llegamos obviamente hablamos con los de la entrada y no nos dejaron pasar. Llamamos a nuestro Manager, al Booking del tour, a los cabros de Downfall y obviamente, Ley de Murphy, nadie contestó. Nosotros tocábamos el domingo, pero nuestra intención era entrar al festival, estacionar detrás del escenario y no movernos hasta que nos fuéramos a nuestra próxima fecha en Austin. Nos pusimos firmes para intentar que nos dejaran entrar, y ahí llego nuestro salvador, Elías, uno de los coordinadores de estacionamiento, aparentemente pegado con la gotita a su carrito de golf (nunca lo vi caminando), quien nos llevó a un estacionamiento provisorio mientras nos entregaban el certificado para estacionar en el backstage.

11880235_10153056585681027_1161690304_nDespués de media hora de hablar en inglés nos dimos cuenta que era mexicano y él de que nosotros éramos chilenos, nos cagamos de la risa, nos ayudó hasta que entramos y agarramos un spot para pasar todo el finde. Aquí estábamos, en nuestro primer festival masivo en Estados Unidos, acampando en el backstage, Ice Cube subiendo al escenario, 15.000 personas cantando “Fuck Tha Police” y tatuándose. Por mientras, lo único que se me venía a la mente es que nadie nos pidió nuestros carnets o pasaportes para confirmar que éramos quien decíamos ser, nadie dudó que veníamos a tocar, nadie en la entrada nos dijo con voz de guardia “circule señor, no se puede hacer nada” sin mirarte a los ojos, siendo que era el primer día de festival, en el momento álgido y más caótico de la jornada, nadie de la producción nos trató como una molestia al pedir nuestros pases y nuestro certificado para estacionar. Ahí entré en shock cultural. Pero se me pasó bailando un poco de hip hop y gritándole a Ice Cube “World Wide West Coast”. Siempre he pensado que Ice Cube tiene cara de buen chato aunque ponga su mueca de Gangsta. Me recuerda al Diego, mi amigo con el que viví dos años y con quien tocábamos en Evola. Cuando ya no quedaba nadie nos repartimos en la van para dormir en medio de una tormenta de arena y un enjambre de relámpagos en el horizonte. Los Downfall ya dormían en su casa rodante delante de nosotros, tocaban el próximo día.

El sol pegó fuerte el día después, nos despertó temprano. Fue bueno porque pudimos recorrer un poco cuando estaban recién llegando los que trabajaban en el festival. Nos colamos en las duchas del coliseo donde estaban todas las tiendas de tatuajes, y así fresquitos, nos fuimos a buscar donde desayunar. Encontramos un restorán mexicano, lleno de mexicanos, donde vendían burritos de bean & cheese y donde pusieron Metallica a las 9 de la mañana.

El mapa del festival se ordenaba así: Entrada al fondo, inmediatamente a la derecha los merch booth de todas las bandas participantes y vendedores locales de poleras, parafernalia, diseños, etc. Al medio y a la izquierda los carritos de comida, copete y jugos (carritos, camiones y una especia de fonda improvisada). Cruzando todos los locales, el escenario principal. A la izquierda de esto el coliseo donde estaban todos los stands de los tatuadores y un espacio donde estaban todos los que hacían suspensión, tragaban espadas y tiraban autos con ganchos de carne en la espalda.

A las 12 en punto abrieron las puertas por donde entraron durante todo el día los batallones de gente. Ese día era más tirado al Metal y al Hardcore, tocaron I Wrestled a Bear Once, Upon a Burning Body, Downfall 2012 y Otep (entre otros) y finalmente cerraban Hollywood Undead y Limp Bizkit. Para los más románticos debo decir que me decepcioné de varias bandas que son (o parecen ser) súper true en su parada, pero en realidad ocupan harta pista de guitarras encima, harta pista vocal, y alguno que otro incluso hasta pista de batería. Pero también debo serles bien franco: Me volví a enamorar de Limp Bizkit. Fred Durst es un caballero de aquellos, un carisma desbordante y toda la onda del mundo. Quedé con la impresión de que es como el Hugh Hefner del nu-metal, muchos pensarán que es ridículo y le tienen mala, pero él se pasa por la raja los comentarios del resto y se manda el manso show.



Los cabros de Downfall y Otep partieron durante la noche, porque al día siguiente tocaban en otra ciudad. Nosotros nos quedamos ya que tocábamos en el festival el día siguiente.

La mañana siguiente, al igual que el día anterior, nos despertamos con el sol y partimos a desayunar los burritos reglamentarios. En la tarde partió el festival con los épicos Meka Nism, banda de Power Metal de Orlando que se unirían a las últimas fechas de nuestra gira. Durante el día llegó Sid ya que estaría en el escenario un rato después de nosotros y nos encontramos con los Contracorriente, nuestros hermanos de Perú que andaban en una gira de 5 fechas durante Julio. Muy buena onda todo, la producción y el sonido la raja, pero la misma sensación de otros shows. Al final tocar en un festival más grande no se sentía distinto, solo son los complementos y estar en contacto con otras bandas lo que cambiaba. El público al igual que otras ocasiones súper receptivo. Más tarde tocó Sid en su faceta en solitario. En la noche el festival se puso playero y salieron dos bandas que me sorprendieron muy positivamente: Irate y Pepper. Nunca había escuchado a Pepper, y siendo un huerfano de Sublime creo que encontré a una de mis nuevas bandas favoritas.

Esa noche partimos finalmente, sin antes despedirnos de Elías y los encargados del festival, “¡¡¡hasta el próximo año!!!”, y nos fuimos merecidamente a dormir en una pieza del Motel 6 más cercano que pillamos, para despertar tempranito al día después y partir a Austin, Texas, hogar del reconocido SXSW.

Camino a Austin y súper confiados de que no teníamos nada encima, llegamos al checkpoint que todos nos habían advertido. Un policía muy respetuoso pero no por eso simpático miro la van, cachó que teníamos acento y obviamente nos paró. Preguntas de rigor para pillarnos, que andábamos haciendo tan lejos de California, que cuantos veníamos en la van, que teníamos en el tráiler y por mientras un perro oliendo hasta el último rincón de la van. Al final solo un “váyanse nomas”. Uff. Salvados. Luego llegó un mensaje del Danny de Downfall: “¿ya los deportaron a Tijuana? Cuando crucen la frontera acuérdense de correr agachados y tráiganse las guitarras!

Creo nuevamente y más fuerte que antes, que algo hicimos bien durante la primera parte de la gira para estar tan en buena con nuestras bandas hermanas de ruta y para tener tan buena recepción en los shows.

Como es arriba, es abajo; como es abajo, es arriba. Piensa positivo y cosas buenas pasarán. Vibra en negativo y todo te saldrá mal, atraerás situaciones desagradables. En palabras simples, no te pongas grave, como dicen los QOTSA déjate llevar, just “Go with the flow”.

Mito derribado: o en realidad más que eso una realidad y lección aprendida, pa’ que sepan todos los que se embarquen en algo así. Tal como decía el Teniente Dan en Forrest Gump, lo más importante es tener calcetines y calzoncillos limpios y frescos. Esto de tourear es ir a la batalla: sobre todo en verano las poleras pueden sudarse igual que los pantalones, pero los culegas un rato en el parabrisas o el espejo retrovisor, se secan y sirven unas 4 o 5 veces. Pero los calzoncillos y calcetines, SOBRETODO en verano, a lo más un par de días y se empiezan a podrir. Asique a llenar la mochila o maleta de ropa interior, por lo menos hasta la mitad. El resto llénalo de otra ropa. Y una toalla, talco para pies y toallitas húmedas. Esas últimas son una buena opción para las duchas.

Philip Monypenny, bajista de The ReAktion.

Sigue a The ReAktion en: Facebook | Twitter | Instagram | SoundCloud.

11880956_10153056585311027_2109911068_n

Written by E. Lara

Editor General en HxcLife.com | Ateo, zurdo, insomne, colon irritable crónico, coleccionista de música. Publico de forma esporádica en mi cuenta twitter @a_blister y en mi blog personal: Stomach Blister-

Comentarios