Los mejores discos del 2015 según HxC Life

mejores discos1

Sin duda el 2015 fue un año lleno de momentos memorables musicalmente hablando, fuimos testigos de nacimientos de excelentes agrupaciones, como también el fin de bandas muy queridas y que en algunos casos nunca alcanzaron a venir a Chile. También pudimos apreciar como el mundo de la música recibía duros golpes, el atentado terrorista en el teatro Bataclán en París mientras tocaba Eagles Of Death Metal, la partida de Scott Weiland ex vocalista de Stone Temple Pilots o el reciente fallecimiento de Lemmy Kilmister, bajista y vocalista de Motorhead, solo por nombrar algunos. Por otro lado el 2015 nos entregó una cantidad impresionante de nueva música, una lista sin fin de bandas añadieron títulos a sus discografías, algunos buenos y otros no tanto. Faltando solo horas para despedir definitivamente este año, los invitamos a revisar lo que para nosotros han sido los trabajos más destacados de estos últimos 365 días, tanto en el área internacional como nacional.

Spoiler alert: La falta de Hardcore no es algo fortuito.


Liturgy – The Ark Work (24/03/2015)

Claramente esta no es la mejor forma de comenzar la lista, no porque la placa retratada carezca de los méritos para estar incluida, sino porque The Work Ark de Liturgy es probablemente el disco más “alternativo” o “diferente” dentro de nuestro recuento anual (salvo un par de excepciones que veremos más adelante). La experiencia de escuchar The Ark Work no es sencilla, para sobreponerse al álbum no solo tienes que digerir la “estética del sin sentido” adornada con los mantras de Hunter Hunt-Hendrix, sino que tener la disposición a dejarse envolver por la alteración de las unidades de tiempo-ritmo. Aun así, una vez que aceptas el desafío de dejarse llevar y disfrutar de las innovaciones tras aquellos sonidos de pantallazo azul y la trompeta infernal de “Kel Valhaal“, se puede notar que esta arriesgada propuesta tiene un planteamiento muy definido e inteligente. Un muy buen ejemplo de que existe armonía en el caos. Totalmente recomendado si quieres experimentar con DMT y tener un viaje inolvidable.


Ghost Bath – Moonlover (10/04/2015)

El segundo disco de la banda estadounidense Ghost Bath (quienes inicialmente y a modo de estrategia de marketing se promocionaron como una banda de China) rompió el silencio como un hermoso grito de angustia. Con un planteamiento que evoca a lo realizado en estos últimos años bajo aquella mezcla de Shoegaze, Post Rock y Black Metal, pero con la independencia propia como para no ser considerado un clon de algún otro disco, Moonlover es un recorrido por diferentes sensaciones; gritos desgarradores que llaman a la idea tras el sufrimiento de Natti Natti Nattram en Silencer, pasajes desolados que evocan una pena y tormento sinceros, como a su vez piezas de una delicada factura que no servirán como nexo entre las emociones. Una placa placentera con la capacidad de ingresar a tus playlist y no retirarse en un buen tiempo.


Tenemos Explosivos – La Virgen de los Mataderos (28/04/2015)

Para ser sinceros teníamos miedo respecto a La Virgen de los Mataderos. La fórmula de trabajo que había anunciado Tenemos Explosivos era arriesgada, la distancia entre la banda podía representar un detalle importante al momento de crear, en términos simples o podía salir muy bien o muy mal. Para regocijo de todos, el experimento resultó de la mejor manera. En 40 minutos Tenemos Explosivos logra ampliar su épica, con instantes de instrumentalización más agresiva y cercana al Hardcore, lo que le entrega un mayor y agradable protagonismo al apartado musical. El mapa de las injusticias que tanto nos hizo revolver las tripas en Derrumbe y Celebración sigue presente,en esta oportunidad haciendonos testigos de nuevos errores, nuevas tragedias y viviendo bajo la piel de nuevas -y dolorosas- realidades. La Virgen de los Mataderos se sitúa como uno de los lanzamientos nacionales más interesantes en los últimos años respecto al espectro musical en el cual se sitúa, un disco que debe ser degustado con calma si se desea descubrir todo lo que tiene para ofrecer.


Nuclear – Formula For Anarchy (15/06/2015)

Intentar escapar ileso Formula for Anarchy es como correr por un campo minado esperando salir sin un rasguño. Y no es que la carrera que ha forjado Nuclear a la fecha no sirva como advertencia, sino que en el caso de este último lanzamiento nos topamos con una violencia y velocidad desmedida que saciará hasta al más sediento de sonidos pesados. Manteniendo la conocida muralla de riffs del Thrash clásico, pero aderezada con la percusión Hardcore que se ha convertido en el sello de la banda, Formula for Anarchy se plantea como un recorrido por las diversas influencias del grupo pero sin caer en el odioso ejercicio de la réplica. Un dolor de cuello que vale la pena soportar y que permitirá que Nuclear reclame una posición destacada dentro de la música agresiva en general, y obviamente, dentro del circuito Thrash a nivel internacional.


Chelsea Wolfe – Abyss (07/08/2015)

Los demonios internos de Chelsea Wolfe jamás habían sido tan macabros y oscuros como los que se escapan de las fibras de Abyss. Tomando como inspiración la parálisis de sueño que la atormentaba, Chelsea vuelca de manera sincera todo el sentir tras el terror nocturno. Abyss es un canto fúnebre en dónde la dulce voz figura como la tenue luz guía entre la pesadumbre, la que muchas veces parece ceder asfixiada entre las sombras. Las claras influencias de la afinación Doom y las pinceladas Drone bien distribuidas a lo largo de la placa, hacen que la línea narrativa no solo se limite al acto lirico, sino que también a la musicalización, la que en esta oportunidad se vuelve una densa cárcel sonora. Paradójicamente el método de desahogo ante las afecciones se convierte en el tormento, un giro que vuelve a este disco algo más violento y pesado que gran parte de los lanzamientos “Metal” del año.


The Weeknd – Beauty Behind the Madness (28/10/2015)

A pesar de que esté lleno de esos autoproclamados mártires de un determinado género o de una –según ellos- ideología asociada a una forma específica de hacer sonar los instrumentos musicales, el mundo real es mucho más amplio que aquellas angostas cabezas. Es por eso que ante la amplia gama de discos Rock / Metal / Punk lanzados el 2015, decidimos destacar algo diametralmente opuesto; el Beauty Behind the Madness de The Weeknd. Lo propuesto por Abel Tesfaye en su segunda placa es una cohesión impecable entre Pop, Rhythm & Blues y Hip Hop, instrumental y vocalmente hablando. Lo que por costumbre podría parecer inofensivo, considerando la música bailable que muchas veces sirve de base, en este caso retrata un oscuro paseo por los excesos que genera la fama: Las adicciones, el sexo y la soledad que el proceso conlleva, tópicos que ofrecen un violento contraste a la veta popera. Después de todo, The Weeknd tiene más bolas que tu banda Hardcore promedio.


Deafheaven – New Bermuda (02/10/2015)

Al margen del dolor renal que puedan tener los metaleros con ínfulas de nórdico y maquillaje de oso panda por que las cosas no salgan como ellos esperan, Deafheaven se mantiene en la senda creativa que los posicionó a nivel mundial con Sunbather. En esta oportunidad su compromiso artístico fue renovado gracias a New Bermuda, un nuevo trabajo de joyería que extiende aquella bella formula a paisajes inesperados. La calidad estética desarrollada con anterioridad nuevamente es puesta en juego, esta vez mezclada con sonidos mucho más crudos. Los derivados del Thrash permiten que Deafheaven se defienda de manera positiva en los terrenos en que tanto fueron criticados por los puristas. Los otros elementos, ese Post Rock capaz de generar un nudo en la garganta y el desgarrador canto de George Clarke siguen en pie, ofreciendo una agradable y cruda pieza de arte, capaz de sobrepasar estilos y claramente, capaz de sobreponerse a las lenguas viperinas que intentan destruir antes de siquiera intentar comprender.


So Hideous – Laurestine (16/10/2015)

Con el excesivo manoseo del último tiempo, el adjetivo “épico” ha perdido su peso, afortunadamente Laurestine de So Hideous le devuelve el sentido a la acepción. Con una propuesta tan ambiciosa como arriesgada, este lanzamiento se presenta como una hermosa mezcla de elementos dispares, jugando no solo con lo perceptible por el oído, sino que también haciendo que las emociones crucen un vertiginoso camino hacia lo desconocido. Los tópicos de la agresión y lo sublime representados por el Black Atmosférico / Post Metal en un extremo y por la instrumentalización sinfónica en el otro cabo, no solo acaban en la ejecución, sino que traspasan al campo interpretativo. Laurestine está situado en los 7 minutos de actividad cerebral que tiene el cuerpo una vez fallecido, el disco recrea el viaje a través de la vida del narrador, guiado por un ente quien reclama aquel último soplo vital como parte de la eternidad. 7 Minutos, 7 canciones que enaltecen la vida, la muerte, el dolor, el sufrimiento y el goce antes del cese total.


Intronaut – The Direction of Last Things (13/11/2015)

Si bien el Djent y toda la camada de bandas que se alimentan de las tetas de Meshuggah están llegando al mismo ciclo de repetición que sufrió el ya difunto Metalcore, aún existen flashazos de genialidad que sobrepasan el promedio y logran romper con el tedio/maldición. Es bajo esta premisa que llegó The Direction of Last Things, el quinto disco de la banda estadounidense Intronaut que nos golpea con 7 canciones cuyo elemento común es una sabrosa mezcla de Jazz, Sludge, Metal Progresivo y el vilipendiado Djent, El resultado es un hipnotizante remolino de ritmos que no agota jamás su repertorio de texturas. Con The Direction of Last Things el cuarteto de Los Angeles logra imponerse a la falta de creatividad de su entorno mientras se sitúan fácilmente entre lo más destacado de la estirpe Metal de los últimos años. Un disco obligatorio que no decepcionará tanto a los fanáticos casuales de la música como a los músicos en ejercicio que pudiesen sentir interés por la polirritmia y la innovación musical.


La Bestia de Gevaudan – Feral (26/12/2015)

Tras el bien logrado “Traidor” lanzado el 2013 y con el EP Haller publicado el 2014, La Bestia de Gevaudan se consolidó no solo en los escenarios, sino que también con un sonido distintivo que los aleja de cualquier expresión desarrollándose en la actualidad nacional. “Feral” llega a remecer la recta final del año, reafirmando lo esbozado en los lanzamientos previos, pero con un dejo de maduración en las ideas Post. Esta re-definición permite que los ambientes se dibujen de mejor manera, en especial la veta feroz que caracteriza a la banda, el desgarro combativo -al tener mayor nitidez- puede alcanzar su cometido con mayor facilidad. La Bestia de Gevaudan, de la mano de Feral, son un ejemplo incuestionable de por qué dejar las tripas y el corazón en la música es un riesgo que vale la pena correr.



DECEPCIONES DEL AÑO

Por cada buen disco hay un puñado de trabajos que nunca debieron ser lanzados. Los esperamos con ansias y por alguna razón no terminaron convenciendo, quedaron al debe y terminaron convirtiéndose en las decepciones del año.


Muse – Drones (05/06/2015)

Cada lanzamiento de Muse después de Black Holes and Revelations (o si nos volvemos estrictos, después de Absolution) es verlos bajar otro escalón rumbo a la perdición. Hubo un par de estertores agónicos en los discos previos a Drones, chispazos de aquellos tiempos en donde todavía interpretaban aquel Rock cuasi Prog con reminiscencias clásicas, pero nunca llegando a la calidad y elegancia de un “Space Dementia“. Las capacidades de Muse son enormes, el poder compositivo de Matthew Bellamy se maneja a la par, por lo cual es inentendible ver como la creatividad se ha rebajado a crear aquel puñado de singles para Radio Disney que representa Drones. “Psycho” es un buen ejemplo de esa pereza compositiva, el tema más “rockero” del disco nace de un riff que la banda usaba como outro en vivo desde el año 99, es decir, nada nuevo bajo el sol. Después de esto es sencillo entender el camino que decidió el trío según sus últimas declaraciones, dejar de lado el lanzamiento de discos y dedicarse sólo a sacar singles. Un camino fácil, rápido, más rentable y con un menor uso de la sinapsis. Una declaración más clara, donde.

Sí, puede que en la página vecina hayas leído muy buenas reseñas de Drones, pero eso es solo porque había un concierto de Muse cercano y necesitaban conseguir acreditaciones de prensa.


Bring Me The Horizon – That’s The Spirit (11/09/2015)

That’s the Spirit o “como Jordan Fish se comió a tu banda” es un paupérrimo despliegue por parte de Bring Me The Horizon para justificar la mediocridad. Después del excelente Sempiternal (que paradójicamente estuvo entre los mejores discos del año 2013 según Hxc Life) quedó sembrada la duda, si acaso el Post Rock Metalcoreado (que se venía arrastrando desde There Is a Hell, Believe Me I’ve Seen It. There Is a Heaven, Let’s Keep It a Secret) era la impronta finalmente decidida por el grupo. Tras haber experimentado por diferentes estilos todo indicaba que sí, parecía ser que ese era el destino final debido al balance artístico que habían logrado. Simplón y sin ningún peak más que el primer single adelanto (notoriamente compuesto antes de decidir el carácter del disco), That’s the Spirit elimina cualquier dejo de “Metal” en la cinta, reemplazándolo por un Rock Alternativo/Electrónico que a punta de synthpopeo termina por derribar a martillazos los ambientes tan bien construidos con anterioridad. La innovación y la creatividad siempre son bien recibidas, pero cuando este proceso ilustra una involución tan marcada como esta, solo pueden surgir serias dudas sobre cuál es el planteamiento real de Bring Me The Horizon frente a la producción artística ¿ser creativos o buscar el escape fácil para vender?

Puedes auto convencerte de que es un buen disco y sacarte selfies frente al espejo todos los días mirando la carcasa de tu iPhone con el paraguas hecho en paint, pero en el fondo sabes que escuchar That’s the Spirit es solo una larga excusa para quedarse esperando a que Drown suene por los parlantes.


Te contamos los nuestros, ahora es tu turno de compartir con nosotros tus placas favoritas de este año que se nos fue.

Written by E. Lara

Editor General en HxcLife.com | Ateo, zurdo, insomne, colon irritable crónico, coleccionista de música. Publico de forma esporádica en mi cuenta twitter @a_blister y en mi blog personal: Stomach Blister-