#LunesDeListas: Los 5 mejores videos de Limp Bizkit

limp featured

Faltando solo días para el esperado regreso de una de las bandas más emblemáticas del Nu Metal, revisaremos los 5 mejores video-clips de Limp Bizkit y como estos tuvieron un fuerte impacto en la adolescencia de nuestro querido pero infame editor general Edgard Lara. Gorditos cool, coreografías y niños descoordinados que lo arruinan todo en un nuevo #LunesDeListas de HxC Life.

No olvides que Limp Bizkit se presentará en el Teatro Caupolicán el próximo 20 de mayo. Las entradas aun se encuentran a la venta a través del sistema Welcu. Los precios y todos los detalles del concierto los puedes revisar en el post: Se confirma show de Limp Bizkit en Chile para mayo.


5.- Nookie (Significant Other)

Cuando Nookie irrumpió en MTV desestabilizó muchas cosas, fue el lanzamiento definitivo de Limp Bizkit a los ojos del mundo, lo que provocó que los true comenzaran a cacarear por esta peligrosa mezcla de rap y metal que por asociación podía poner en peligro su tan cuidada reputación. En mi caso también generó un remezón. Transcurría el año 99 y casualmente me topé con Nookie en el cable, había escuchado la canción un par de veces en la radio y era la primera vez que podía asociar una imagen al sonido. Mis ojos no daban crédito a lo que estaba viendo, había un gordo con gorro rojo, caminando por la calle y mientras lo hacía, por una extraña razón las mujeres lo seguían, cuan efecto Axe. Eso era indicador de varias cosas, las más importantes eran que los gordos podían ser cool y que finalmente los rollos no eran indicador de nada (minutos después me di cuenta que en realidad Fred Durst no era gordo, sino que usaba una de esas chaquetas como de mascota de Michelin, pero de todos modos la impresión quedó). El video es simple pero efectivo, Durst reúne féminas para la presentación ilegal de Limp Bizkit, teniendo como desenlace la épica secuencia del escenario dividido, en donde mujeres y hombres compiten por quien puede rockear mejor el coro de la canción.

4.- Rollin’ (Chocolate Starfish & the Hotdog Flavored Water)

El gorro rojo estaba en todas partes y yo no lo tenía. Busque la mierda en todos lados, pero no lo podía encontrar, esa era una de las desventajas de vivir en provincia. Se había estrenado hace poco el videoclip de Rollin’ y el aggro era lo mainstream, el matrimonio perfecto entre lo comercial y lo…. un poco menos comercial, habían trascendido. En el clip la banda se paseaba en un descapotable haciendo de las suyas, mientras que Durst parado en la pista de aterrizaje de helicópteros de un rascacielos invitaba a rockeros y hiphoperos a zandungear, todo aderezado con un cuerpo de bailarinas que perpetuaba esta curiosa mezcla con una coreografía que hasta el día de hoy puedo replicar. Finalmente encontré algo parecido en la Feria Las Palmeras (galería comercial imperecedera de mi lejana Arica), era un gorro rojo, con la insignia de los NY Yankees, pero no era un full cap. A las semanas le vendí el gorro a un primo y con el dinero compre un full cap negro, que a esa altura y con el usual retraso de provincia, ya había poblado las estanterías. De todo modos Rollin’ me sirvió para hacer un juramento, me prometí que el día que tuviese un auto reventaría sus parlantes con aquella canción (junto con Driver’s High de L’Arc~en~Ciel), en honor a aquellos momentos. Hasta el día de hoy sigo sin auto, caminando como Ryu hacia el horizonte, o en su defecto, apretado como chancho en el metro en hora punta, pero a pesar de eso, sigo usando un full cap negro degastado. Hay cosas que deben permanecer intactas, eso también es buen homenaje.

3.- Break Stuff (Significant Other)

Con cada minuto que pasaba de la primera vez que vi el videoclip de Break Stuff más convencido estaba de que este lo tenía todo, absolutamente todo. La guitarra inicial de Borland era el grito de guerra que incitaba a destrozar el universo con los puños, para posteriormente comerte las entrañas aun tibias de tus enemigos, habían buenos cameos (Snoop Dogg, Dr. Dre, Eminem, Pauly Shore, Jonathan Davis y su chaqueta horrible, etc.), skaters haciendo piruetas, bicicletas testeando las rampas, tetas gratis, todo, o más bien casi todo…. Llegó el minuto 2:27 y ahí estaba, un niño con una polera blanca con rayas negras que falla miserablemente en el “so come and get it“. ¿Por qué cresta tuviste que arruinar ese momento? ¿Por qué arruinaste el momento y quedó grabado como en vez de sumarte al resto, solo atinas a llevarte las manos al pecho como lo hacen las nutrias cuando comen? De ahí en adelante solo podía fijarme una y otra vez en como él no podía coordinar mientras todo el resto parecía encajar a la perfección con el break. Durante mucho tiempo tuve un problema con la existencia de ese pendejo montado sobre el techo de la van, las ganas de perpetuar la idea tras Break Stuff nunca fueron más fuertes. Pero a pesar de todo el odio, y a pesar de la infame aparición de aquel niño, el clip es un buen ejemplo de todo lo que representa Limp Bizkit: una agresividad básica, visceral y su asociación no solo con los discursos del metal, sino con esta multiplicidad de estilos.

2.-Eat You Alive (Results May Vary)

Una vez que Wes Borland abandonó la banda me sentí herido y creí que ya nada que pudiese salir de Limp Bizkit iba a alcanzar lo que habían logrado, así que tomé otros rumbos. No fue hasta muchos años después que le agarraría cariño a Eat You Alive. Con una factura cinematográfica de gran calidad (considerando el detalle importante de que Durst fue quien dirigió el asunto), vemos como el vocalista, musculoso por primera vez en su vida, secuestra a Thora Birch y la maniata en el bosque, dando pie a una búsqueda implacable con sabuesos incluidos. La primera vez que escuche la canción fue dándole un sentido literal al título: “¿escuchaste esta canción?” “¿Para qué? Ya no está Wes, no tiene sentid…” “Cállate y escucha”. Un espacio perdido en el tiempo en donde las circunstancias podía sacar a relucir el animal interior, en donde los besos y caricias anónimas parecían darle sentido a aquella idea del secuestro, huir al bosque y dejar todo de lado.

Por lo general uno no debe hacer caso lo que sugieren en videos así, pero la gran lección tras la canción y dejando de lado los tórridos recuerdos personales, es que a pesar de que te lleves a la fuerza al amor de tu vida y le grites con un megáfono en la cara, todo va a estar bien, ya que el segmento melódico va a provocar indubitablemente que el Síndrome Estocolmo la envuelva e ignore que declaraste a los 4 vientos que le quieres oler los calzones. A pesar de que esté “Mike” presente, más romántico imposible.

1.- Boiler (Chocolate Starfish & the Hotdog Flavored Water)

La faceta más oscura de Limp Bizkit y lejos el mejor video que podrán lanzar en toda su carrera musical se había estrenado y no lo pude ver. Jader, uno de mis compañeros de curso en aquel liceo-penitenciaria al que asistíamos, me había mencionado que el video era “la raja” y aunque a veces se ponía farsante, esa vez le creí. Todavía eran los tiempos de MTV, en donde para ver un clip de nuevo tenías que esperar casi 24 horas (a menos que tuvieses la suerte de que estuviese en los 10 más pedidos, en donde los podías ver de manera segura 2 veces al día) así que solo había que tener algo de paciencia. En la clase de Biología otros compañeros se sumaron al relato de Jader, habían visto Boiler y era de otro mundo, narraban secuencia tras secuencia, contaban sobre un segmento animado por el mismísimo Todd Mc Farlane (que tenía peso entre nosotros tanto por haber sido el artífice de Spawn, como por haber animado el video de “Freak On A Leash” de Korn y el clip del único tema bueno de Pearl Jam) que contextualizaba la carátula el Chocolate Starfish. Yo no sabía si me estaban agarrando pal hueveo o no, así que solo asentí a regañadientes.

Una de las ventajas de haber estudiado en un liceo con nombre de misil es que en algunas clases, por lo general las de trabajo grupal, encendían el televisor de la sala para que la música domesticara las bestias. Este fue ese caso, MTV acompaño unos cuantos minutos de la clase. Pasó Nelly Furtado cantando sobre sus ganas de querer ser pájaro, N*Sync reclamando su merecido puesto en el trono del Pop con la canción del mismo nombre, el Dream Team en lencería de Lady Marmalade y tras todo eso, la lenta absorción del ambiente de Boiler soltaba sus primeros sonidos, mostrando a una ingenua mujer aspirando el piso sin saber que se escondía tras la puerta de fondo. “¡Ese es! Güeón, ¡ese es!” Exclamaron mis cercanos. Pude ver como un fluorescente al final del pasillo se encendía, dando las pistas de lo que había en la habitación a la que nos invitaba la narración, una mujer en ropa interior se cruzaba por la pantalla y a segundos de que comenzara la acción… todo se fue a negro. La profesora había apagado la televisión, ya era hora de reanudar lo que sea que tuviese pensado plantear. Supongo que eso en parte es causante de que no tenga idea de donde cresta queda el Aparato de Golgi, entre otros.

A pesar de que en ese momento maldije a medio mundo por haberme privado del retrasado estreno, finalmente pude dar fe de lo que afirmaban mis compañeros. La banda tomándoselo en serio, desplegando con rabia aquel despecho dentado, traspasando de forma genuina esa pesadumbre que ya no se sentía como un berrinche, sino como un reclamo justo. A pisotones, el combo de Jacksonville rockeaba entre chispas y cascadas, rodeado de figuras oscuras que, amenazantes, validaban todo lo anteriormente descrito. Creo que será imposible superar aquello, el video sigue siendo bueno y a pesar de todos los intentos venideros, solo puedo concluir que Jader, al menos esa vez, tuvo razón.

Written by E. Lara

Editor General en HxcLife.com | Ateo, zurdo, insomne, colon irritable crónico, coleccionista de música. Publico de forma esporádica en mi cuenta twitter @a_blister y en mi blog personal: Stomach Blister-

Comentarios