Jim Riley de The Ghost Inside se refirió al fatal accidente de la banda

the ghost inside

Jim Riley, bajista de The Ghost Inside, recordó a través de Instagram el fatal accidente ocurrido en noviembre, en el que además de resultar gravemente heridos él y sus compañeros de banda, cobró las vidas de dos personas.


I went to bed last night knowing today was going to be emotional. On November 19th I woke up to a living nightmare. I knew something bad had happened but no clue the extent. I checked to make sure I wasn't impaled by anything and got myself out that back window. I was the first person out of the bus and the first to see the scene. The next two hours were a blur. Everything was confusion. Fearing for the lives of my best friends and learning of the two drivers' lives lost. One by one the other guys emerged from the wreckage, a couple on their own but most on backboards. I remember feeling lost and helpless. I'm the tour dad; the guy that fixes what breaks and looks after our little family. I was stuck on the sideline while my guys fought for their survival. Even now, I want to heal them. I would trade my body for theirs in a heartbeat. But they are teaching me the true meaning of strength every day. In the face of countless doctors, complications, and a totally unexpected new life, they remain unbroken. To speak to them you wouldn't know what they are growing through. Still joking and smiling, still finding the single rays of sunshine in what could be an overwhelming storm. Some days suck. We have each other. Some days are great. We have each other. But above it all, we have the days and the chance to get through them and see another. This life is an incredible gift and I am fortunate to share it with such warriors. To the rest of The Ten, you inspire me immeasurably. Hey death, get fucked.

Una foto publicada por Jim Riley (@thejimriley) el

Me fui a dormir anoche sabiendo que hoy iba a ser un día sensible. El 19 de noviembre desperté a una real pesadilla. Sabía que algo malo había pasado pero no tenía idea de la extensión. Me revise para cerciorar que tuviese algo enterrado en mi cuerpo y salí por una ventana trasera. Fui la primera persona en salir del bus y el primero en ver la escena.

Las siguientes dos horas están borrosas. Todo fue una confuso. Temí por las vidas de mis mejores amigos y descubrí la perdida de las vidas de los conductores. Uno tras otro los chicos emergieron entre los restos, algunos de ellos salieron por sus medios pero la mayoría lo hizo en tablas. Recuerdo sentirme perdido y e indefenso. Soy “el papá” cuando estamos de gira; soy el que arregla lo que se rompe y cuida nuestra pequeña familia. Yo estaba atrapado a un lado de la carretera mientras mis amigos luchaban por sobrevivir.

Incluso ahora, quiero sanarlos. Intercambiaría mi cuerpo por el de ellos sin pensarlo. Pero ellos me están enseñando el verdadero significado de la fuerza todos los días. A pesar de los incontables doctores, complicaciones, y una inesperada nueva vida, se mantienen inquebrantables. Si hablaran con ellos no tendrían idea por lo que han pasado. Aun bromean y sonríen, aun encuentran rayos de sol en lo que podría ser una tormenta sobrecogedora. Algunos días apestan. Nos tenemos los unos a los otros. Algunos días son buenos. Nos tenemos los unos a los otros.

Pero por encima de todo, tenemos los días y la oportunidad de salir adelante y ver un día más. Esta vida es un increíble regalo y estoy afortunado de compartirla con tales guerreros. Para el resto, me inspiran inconmensurablemente. Hey Death, Get Fucked. (referencia a una canción de The Amity Affliction)

Written by @icantell

Admin de HxC Life y MusicSavesYourLife. Pseudo guitarrista, pseudo diseñador, pseudo blogger, pseudo ser humano y ex skater. Puedes encontrarme [putearme] en: facebook & twitter

Comentarios