Review Pierce the Veil en Chile

ptv 1

Retóricamente uno se pregunta hasta donde llega la preocupación de un padre por sus retoños. Esto excedió las expectativas la noche del jueves 14 de julio, en donde cada dos asistentes al Teatro Caupolicán había un padre con una expresión de “cuándo irá a terminar esta hueá”; era inequívocamente el día en que Pierce The Veil regresaba al territorio nacional como parte de su gira latinoamericana.

La contraparte de los progenitores de caracho largo se manifestaba como un alegre ambiente “festivo” entre los quinceañeros, algo que me quedo claro en mi interacción minutos previos al evento. En la espera dentro del teatro recordé la libreta que llevé para tomar listado de lo sucedido, buscando, no encontré un lápiz para anotar, así que decidí conseguir uno entre la multitud. Finalmente encuentro a alguien, una chica de 13 – 14 años. Tras pedirle amablemente la herramienta de trabajo, no tiene inconvenientes en facilitarme el lápiz, pero a cambio, y de manera coqueta, me pide un beso. Derrotado y solo confiando en la memoria para “anotar”, volví a cancha para atestiguar con puntualidad casi perfecta, el inicio del show.

ptv 3

Se vienen las luces abajo al igual que los calzones de las asistentes e ingresa la banda entre el contraste de luces y ante el ya avecinado Dive In, que comenzaba a sonar en la guitarra de Tony Perry. No conforme con esto, su tapping cambia el curso de la canción hacia un exaltado Vic Fuentes que saltaba de manera enérgica, feliz de un público del cual ovacionara su canto al son de hacer lo que le gusta con sus amigos, y en este caso, familia.

La visita del cuarteto se enmarcaba en la gira de presentación de su nuevo álbum Misadventures, el cual presenta un Pierce the Veil más maduro de lo que conocíamos en Collide With The Sky, placa que a pesar de ser Post-Hadcore Pop, logró cruzar la valla de las típicas bandas con artistas bonitos y poca sustancia. Texas is Forever calza como zapatilla de cenicienta en la sucesión del setlist posterior a la introducción, con una batería y bajo bien agudos que no quedaron atrás a los simpáticos Jaime Preciado y Mike Fuentes que, al igual que Vic, rutilaban una sonrisa con el cual recién comenzaba el show. En seguidilla, con un sonido melancólico y bien marcado, A Match Into Water se proponía luchar para asegurar cada uno de los ya ganados corazones de los asistentes quienes, dispuestos a no rendirse, se extendieron con los gritos hacia Floral & Fading, del ya mencionado Misadventures.

Bulletproof Love fue sinónimo de elección entre las presentes, ya que Vic Fuentes, en una actitud de galantería, escoge a una “afortunada” fémina del público a quien cantarle de manera personal la canción. Una pequeña sube al escenario que tras un “¿What’s your name?”, responde con la lengua tupida. El músico insiste, pero ésta vez en español. “Antonia” es la afortunada quien no despega su mirada del fiel Vic, el cual solo le canta mirándola a los ojos.

ptv antonia

Analizando por sobre la interpretación acústica de Today I Saw the Whole World, la presentación no estuvo exenta de problemas técnicos. En muchos casos, como Hell Above por citar un ejemplo, el sonido no obró a favor de la nitidez, ofreciendo una saturación que sobrepasaba por completo la interpretación vocal de Fuentes e incluso del instrumento que el apitillado joven maniobraba.

El cálido pop post-hardcore continuó con The Divine Zero. Con el seguido grito a luchar y los saltos desenfrenados que caracterizaron a Jaime Preciado durante toda la jornada, se obtuvo resultados versátiles en el público, que a modo de retribución formo un pseudo moshpit, o al menos lo intentó. La acción se extendió a las favoritas de la noche, Bulls in the Bronx, la cual tuvo la misma recepción eufórica que tuvo su interpretación en el primer show de la banda en el año 2013 y la coreada Caraphernelia.

ptv 4

El segmento final del evento trajo de vuelta a Pierce The Veil para rematar con Circles, interpretada entre el bullicio del impaciente público que pedía a gritos King For a Day, la cual -agradecemos nuevamente- no tuvo la presencia de los quejidos de parto de Kellin Quinn, sino que el acierto de Vic que con su voz que alcanzaba los tonos altos sin problemas, frente a un Caupolicán que se mecía entregado ante ellos.

Si bien el show y la propuesta de Pierce The Veil pueden ser superficial y burda para algunos, hay detalles que sugieren una evolución dentro de la configuración musical del grupo. El concierto, que se mantuvo dentro de la misma línea de su antecesor, supo entretener a su público objetivo, apartado que por sobre las opiniones de los detractores, debería importar.

Yerko Inostroza


Galería de fotos

Written by @icantell

Admin de HxC Life y MusicSavesYourLife. Pseudo guitarrista, pseudo diseñador, pseudo blogger, pseudo ser humano y ex skater. Puedes encontrarme [putearme] en: facebook & twitter

Comentarios